19 octubre, 2005

Breve teoría sobre la división política mundial

Como todos saben, cuando Dios creó a la Tierra, existía un solo gran continente llamado Pangea (del griego <>). Este, a lo largo del tiempo sufrió una gran ruptura en dos grandes porciones, Gondwana y lauracia, que a su vez, Gondwana luego se fragmento en Sudamérica, África, Australia, India y la Antártida; y Lauracia en América del Norte y Eurasia (Europa y Asia).

A pesar de estas grandes modificaciones, Dios todavía pensaba que los fragmentos por él creados eran muy extensos y por fin decidió separar cada continente creado, en distintas divisiones políticas, creando así, los distintos países hoy conocidos. Entonces mando a llamar al archi-conocido Arcángel Gabriel para que le ayudara a tomar las decisiones sobre qué darles a cada país para que exista un cierto nivel de igualdad entre cada uno.

Manos a la obra dijo Dios, y empezó a decidir las bondades y las maldades que existirían en cada nación.

Comenzó por los países Europeos, dándoles hermosos paisajes, hermosas mujeres, pero para equiparar, les legó las grandes guerras e inestabilidad política de algunos naciones.

Siguió por Asia, legándoles grandes avances tecnológicos y yacimientos petroleros, pero siempre iban a estar sometidos a trabajar duramente y sufrir los intentos de dominación de los grandes poderosos.

Pasó a África, legándoles una abundante fauna, cuna de los animales mas asombrosos de la Tierra... pero les dio el hambre y las enfermedades.

Siguió por América del norte dándole un gran poderío a un país que se llamaría Estados Unidos de Norteamérica. Esta nación dominaría el mundo por largos años, pero sufriría el ataque de grandes tornados y huracanes. A su vez, Canadá, sería un país con una gran estabilidad social, pero debería soportar grandes fríos.

América Central sería cuna de hermosas islas paradisíacas y playas realmente hermosas, pero sufriría la furia de la naturaleza.

A América del Sur le legó el pulmón del planeta, el Amazonas, pero para equiparar, el fantasma de las drogas envenenarían al pueblo entero.

Y por último decidió que la Argentina iba a ser un mundo aparte. Esta idea no le gusto mucho a Gabriel, que no tardó en bajarle el pulgar a esta decisión, pero como Dios es Dios, no le hizo mucho caso. Entonces comenzó a darles algunas cosas:

  • Las cataratas de Iguazú, las sierras cordobesas, el glaciar Perito Moreno y la parte más hermosa de la cordillera de los andes para deleite de los ojos de sus habitantes

  • Grandes riquezas minerales, de carbón, gas natural, yacimientos petroleros, etc.

  • Una gran concentración de agua dulce.

  • Tierras ciento por ciento fértiles.

  • La mezcla de tantas etnias, desencadenó en el origen de las mujeres más hermosas del mundo y hombre con grandes atributos (?).

  • Un enviado de él que se llamaría Diego Armando Maradona.

  • Los únicos dinosaurios vivientes, tales como Bernardo Neudstad (por ahí le va)

  • Y un sin fin de lujos.

El Arcángel le dio a conocer su disgusto, lo trato de injusto. Le dijo que no podía ser, que mientras en el resto de los países la gente sufriría horrores, a la Argentina le diera absolutamente todo. Entonces fue cuando Dios extendió la mano al hombro de su ciervo y exclamo: - No te preocupes hijo mío, ahora le pongo a los políticos - .